Luis Gnecco / Луис Ньекко

Ответить
albita
Аватара пользователя
Медиамастер
Сообщения: 8501
Зарегистрирован: Сб июл 28, 2007 16:50
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение albita » Вт фев 18, 2014 21:02

Luis Gnecco:
En la piel de Karadima


Изображение

Luego de una intensa temporada donde estuvo en Prófugos como el macabro Mario Moreno, interpretando al “Pelao” Monroy en Soltera otra vez 2 y conduciendo Lo que el viento no se alcanzó a llevar, en radio Infinita, Gnecco nos habla de la elite chilena, de los abusos de poder, de su diversificada carrera y de su último y controvertido desafío: vestirse de cura para llevar al cine a Fernando Karadima en la película El Bosque.

Luis Gnecco Dessy (55 años, casado, dos hijos) viene corriendo tras dejar a Mateo (13) en el Stadio Italiano. Con camisa polinésica, jeans y anteojos redondos, hiperventilado, le cuesta sentarse para el maquillaje de la producción fotográfica. “Y pa´qué tanta cuestión”, dice. No le importa cambiarse fuera del camarín, porque ya se ha “empelotado” mil veces. Recibe una camisa blanca y cree que no le va a quedar. Ha vuelto a lo que llama “mi historia de vida: del L a XL”. Desde el fin de Prófugos y luego de un año en que estuvo en televisión, radio, cine y teatro, pasó a ser XL otra vez. Está contento y cansado. Cerró una temporada llena de éxitos y de mucho trabajo. Terminó Prófugos, Soltera Otra Vez 2 y acaba de finalizar una alabada temporada en las tablas con Rojo. Viene llegando de Puerto Octay, donde estaba grabando The Foreigner, un thriller sobrenatural rodado en inglés y donde estará junto a Lorenza Izzo y Ariel Levy.

“Cara de malo, cara de caña, de sexy, cara de chiste”. Versátil, Gnecco tiene gestos para lo que le pidan, hasta que se escucha “cara de depravado”. Algunas carcajadas del equipo de producción y, luego, a puertas cerradas, el actor comienza a hablar sobre el proyecto en el que lleva casi un año trabajando en silencio: El Bosque, donde interpretará al sacerdote Fernando Karadima, declarado culpable de abusos sexuales con violencia contra menores.

Изображение

Aprender a dictar misa, lecturas de documentos eclesiásticos y legales, libros y entrevistas con las víctimas son parte de su rutina para preparar a uno de los personajes que más lo entusiasman en su larga carrera, la que empezó a tomar vuelo en 1987 con la teleserie La invitación. La base del filme es consistente: El Bosque se inicia con un pre-guión escrito por Andrés Murillo antes de que el caso explotara en los medios. A partir de eso nace la película que dirige Matías Lira.

El Bosque, que no usa nombres reales, narra la historia de Bruno Karevic (Gnecco), director de la Iglesia más poderosa chilena, además de un santo en vida y Tomás (Benjamín Vicuña), un adolescente que cree tener vocación sacerdotal. Con los años se irán descubriendo las redes de poder e influencia, abuso y manipulación tendidas por Karevic. El filme está en preproducción, el rodaje comienza aproximadamente en abril y se estrenará a finales de este año con un formato como el de la película NO: primero aparecerá en cines y luego como miniserie de cuatro capítulos en Chilevisión.

“Cuando me invitaron a participar de El Bosque no pude negarme. La historia de Karadima está enraizada en la sociedad chilena. Escuchas sus prédicas y cómo le hablaba a los empresarios más importantes de Chile como si fueran niñitos de ocho años. Hombres de negocios que cooperaban y lo alababan. Te habla de una Iglesia corrupta, que ha sido poco clara, pero igual tremendamente valiente en dictadura, aunque también protegió a mucha gente enferma. No hay problema en que seas gay y sacerdote, pero el tema es cuando te aprovechas de eso”, sostiene Gnecco, quien entiende cómo funciona la Iglesia.

Estudió en el Colegio Calazans, de la congregación de los Episcolapios. “Eran tipos brutos, pero jamás se metieron en un espacio de intimidad. Los curas eran un poco violentos y con cero inteligencia emocional. Si había algo raro, nunca lo vi. Había dos o tres medio delicados y rayados que podrían haber sido abusadores, pero honestamente nunca vi nada raro. Ellos saben dónde atacar, y no lo hacen con cualquiera, todo va en que tú lo permitas o no”.

—Pero usted dijo que le cree al Papa Francisco, que hasta le hace llorar y además tiene a sus hijos en colegios católicos…
—Me emociona sólo hablar de él. Es un tipo que viene a renovar este mundo. O sea, yo crecí en un colegio católico y en algún minuto me movilizó eso de la Iglesia. Nunca pensé en ser cura, pero me fascina este hombre. No me gustaba el polaco Wojtyla (Juan Pablo II), me parece detestable y que retrocedió a la Iglesia, ni Ratzinger (Benedicto VXI), especie de inquisidor que siguió ocultando cosas.

—¿Admira a alguien de la Iglesia? Una vez lo escuché hablar de Escrivá de Balaguer.
—Fuera de que me parece una calle muy bonita… (Se ríe) Es curioso y creo que los Opus Dei han sido bastante menos dañinos que los Legionarios, que siguen adorando a Marcial Maciel, que era morfinómano y pedófilo. Es impresentable que en Chile sigan existiendo los Legionarios de Cristo. He conocido mucha gente buena y sana Opus Dei. Como colectividad, me parece más sana que otras de la Iglesia Católica.

—¿Qué le va a exigir Karadima a Gnecco como actor?
—Lo que me va a costar es la independencia del personaje real. Es muy difícil, porque lo estoy escuchando de manera habitual y no quiero terminar imitándolo. El desafío está en descubrir al Karadima que llevo dentro; el abusador, el sibilino, el mentiroso, el cercano, el iluminado. Tiene que ser equilibrada la cosa, por algo la gente se acercaba a él, seguro que es muy encantador, iluminado, muy simpático, muy querendón y seguro que es muy cruel, muy enfermo. Algo tan complejo como eso. Me cuesta ver todavía un concepto, pero sí tengo una imagen, la palabra “vampirismo”. Me surgió ese término y todo lo que hay en torno a eso. Me parece que es un desafío actoral potente y creo que en manos de Matías Lira y junto a Benjamín Vicuña se realizará el mayor esfuerzo por llevar esa historia lo más justamente posible. Porque hay gente que piensa que esto es una mentira, un gran engaño. Tendremos que luchar contra la estupidez mental chilena, que en todo ve una denuncia, y que no conoce el término ficción.

—¿Lo dice por lo que pasó con NO?
—Claro, muchos políticos de izquierda y derecha llamaron para decir que algunas cosas de la película no eran reales. ¡Lo que no entienden es que esto es ficción! Con El Bosque tendremos que luchar contra eso. Es la historia de Karadima, pero es un personaje, no es Karadima, es Hamilton, pero no es Hamilton… Hay que decir que El Bosque va a ser una película más, para mí súper importante y desafiante y singular en mi carrera como actor. Lo de Karadima como el sacerdote iluminado que logró cincuenta y tantas vocaciones, estrella en el Vaticano, cómplice en el silencio de los príncipes de la Iglesia chilena, abusador, confesor y director espiritual de buena parte de nuestra elite, y que después se sabe lo que era de verdad. Me parece fascinante.

Изображение
“Gays y mayordomos podrían ser mi especialidad”, juguetea Gnecco, quien interpretó papeles homosexuales un sinfín de veces, desde el humor de El desjueves, hasta el drama con Paulo Brunetti Las heridas del viento. Hoy, desde su cuenta de Twitter @luchognecco apoya la causa de la Fundación Iguales y se siente cercano a la lucha por los derechos homosexuales. “@LuisLarrain querido tocayo, te veo esperanzado en el nuevo Congreso para aprobar el matrimonio igualitario. Ojalá no nos frustremos”, escribió a sus casi 100 mil seguidores.

“El AVP es lo que se puede permitir en esta sociedad de mierda. Debería haber matrimonio igualitario, los homosexuales deberían poder adoptar hijos. Esa causa me motiva. Que haya una ley de aborto no busca promover el aborto. Si la marihuana se legaliza no estoy diciendo que todos consuman marihuana. ¡En Chile tiene que dejar de ser noticia que el cabro que saca puntaje nacional en la PSU no pueda contar que era feliz cuando le llevaba el desayuno a sus dos mamás!”.

Cauteloso para hablar de su intimidad, sus verdades profundas ruedan por el suelo cuando tiene un micrófono y conversa en su programa Lo que el viento no se alcanzó a llevar, en radio Infinita. “Me habían comentado que cuando conoces a Benito Baranda, te sientes como un gusano”, dice sobre la última entrevista que le sigue rondando la cabeza. En la radio hace catarsis junto a sus compañeros Rodrigo Bastidas y Virginia Araya. Dice que ahí lo pasa chancho y que habla de todo, incluso de lo que no tiene que hablar: sus hijos y familia.

A Baranda quería conocerlo hace rato. “Yo creo que es porque no hago nada, y con suerte le doy plata al Hogar de Cristo. Siento que alguien como yo, con la plata que gano, con el éxito que tengo, debería devolver la mano”.

Sentado en un café de Nueva Las Condes, observa los últimos blocks que sobreviven en esta parte de la ciudad al proyecto de viviendas sociales de Salvador Allende. “En este país no hay integración y se vive bajo un sistema de gueto. Por ejemplo, mi hija Martina (17, La Maisonnette) se junta con puros niñitos del Cumbres o del Tabancura y las consideran “maracas” porque se visten como minas ricas, pero en cambio las que se visten como monjas, no. Estos cabros no salen de su lugar, pero no todo es culpa de la elite, esto pasa para arriba y para abajo.

—Pero usted es parte de esa elite: Tiene a sus hijos en La Maisonnette y el San Juan Evangelista.
—Obvio, estoy dentro de los millonarios de Chile, pero te aseguro que pago mucho más impuestos que cualquiera. No tengo problemas con la elite letrada, pero acá piensan que los hijos de padres separados son más tontos. Me desespera un poco todo esto, porque lo del desarrollo yo no lo voy a ver, mis hijos no lo van a ver, probablemente mis nietos puede ser que lo vean, pero estamos cagados.

“Lo único que me motivó hasta los huesos fue votar por el No”, explica sobre su muy independiente posición política, media conservadora, medio liberal. Para estas elecciones cuenta que no fue a votar. Y reitera que no se arrepintió de haberlo hecho por Piñera. “Pensaba que tenía que hacerlo, el voto era obligatorio en esa época, todos los otros candidatos me parecían detestables y no iba a votar por Frei. Ahora agradezco que el voto sea voluntario”, dice el ciudadano Luis, aquel que asegura no ser de derecha ni izquierda, al que le gusta Hernán Larraín y simpatiza con Rodrigo Hinzpeter, pero que en octubre dedicó una función especial de la obra Rojo para apoyar la campaña de Giorgio Jackson. El mismo ciudadano Gnecco que hace unas semanas recibió un llamado de Luciano Cruz Coke para participar en Evópoli, una llamada que todavía lo tiene pensando.

De seguro algo hará al respecto. Por lo pronto Gnecco navega las olas con la sapiencia de los años. Lo suyo es la ficción. La realidad, a veces lo supera.“En este país, todo el mundo, le tiene miedo a todo el mundo y no entiendo por qué”, reflexiona tras el año en que su trabajo ha estado más expuesto en todos los medios.

“He aprendido a cuidarme, yo respondo por mí. La sobreexposición que tiene un actor es brutal y yo estoy acostumbrado a eso. Soy un huevón afortunado en cuanto al tema del éxito. Yo empecé el ’86 haciendo teleseries y de ahí nunca paré. Pero es complicado en esta sociedad que te hace un escaneo de tres preguntas y al tiro saben de qué colegio eras, dónde vives… Ya me estoy arrepintiendo de esta entrevista. A veces hablo más de la cuenta. El silencio es muy bueno. Es muy elocuente, muy certero. Tengo que aprender más del silencio…”.

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Ср май 21, 2014 13:11

Для Cosas

Изображение

albita
Аватара пользователя
Медиамастер
Сообщения: 8501
Зарегистрирован: Сб июл 28, 2007 16:50
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение albita » Вс май 25, 2014 12:06

Luis Gnecco @LuchoGnecco · 9 ч
Perdón pero estoy perdido. Alguien me puede decir dónde queda la salida ?

Изображение

Íris
Аватара пользователя
Переводчик
Сообщения: 3345
Зарегистрирован: Чт май 24, 2012 14:35
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Íris » Ср авг 06, 2014 02:49

http://www.cosas.com/2014/07/luis-gnecc ... -karadima/

Изображение

Luis Gnecco: Inspirado en el cura KARADIMA


17 julio, 2014

El destacado actor nacional encarnará al polémico párroco de El Bosque en la próxima película de Matías Lira. “¡Qué susto!”, le dijo su madre cuando lo supo.

Luis Gnecco disfruta de su espacio en un antiguo departamento ubicado en uno de los sectores más señoriales de la comuna de Las Condes. Su compañía es un perro basset hound que tranquilamente nos acompaña durante toda la entrevista. “El perro ronca”, advierte él y la verdad es que así es… tanto que a veces su respiración suena como Darth Vader en “Star Wars”. Eso es todo lo que deja ver de su intimidad. “Los actores no debemos hablar de nuestra vida personal porque es un poco presumido creer que la vida mía pueda ser más interesante que la vida de tal o cual persona anónima… Jaime Vadell dice que el actor casi no debe tener figuración pública, para que precisamente se le conozca sólo por sus trabajos, porque es como la gente te percibe más limpiamente. Es como lo que pasa con algún actor o actriz – para no dar nombres – que de pronto se ve involucrado en una polémica que tiñe su trabajo. Lo que pueda hacer ese actor frente a una cámara o sobre un escenario siempre va a estar teñido por el con quién anda, con quién no anda, si lo pillaron manejando borracho, con quién le puso el gorro a ésta o a la otra… Siento que uno tiene que estar como limpiecito. Sobre todo en un país como éste, donde es todo tan chico, tan pobre…

–¿Falta glamour, dirías tú?


–Sí. Basta ver lo paupérrimo de los premios Altazor. Ahí la gente llega con unos abriguitos hediondos a naftalina.

–¿Y tú vas muy arreglado?


–Es que yo no voy. Soy postulante eterno, pero pienso que nunca me ganaré un Altazor porque no creo caerle bien a mis colegas. Como me va bien y el colega en general es un poco envidioso…

–¿Te sientes objeto de envidia?


–Sin lugar a dudas… Todos los actores nos envidiamos entre todos. En el fondo, el problema es que somos muy pocos. Nos guste o no, presumimos y presumimos de solidaridad, pero de eso… nada. Bueno, hay solidaridad cuando se necesita.

–¿Influirá que te ha ido muy bien en los últimos años con “Prófugos”, “No”, “Soltera otra vez”. Hasta spots publicitarios tienes?

–Me ha ido bien, pero siempre he creído que a uno le puede ir mejor. Te lo digo honestamente, yo soy súper malo para recibir elogios y cosas así, porque creo que en la vida uno no puede detenerse en eso. El trabajo del actor es como el del artesano. Es muy fácil creer que las cosas importan más de lo que importan. Hay que ser responsables y hacer bien la pega y punto. Concentrarse en eso, nada más. O sea, lo más probable es que esta entrevista ni la lea… Me da pudor leer mis entrevistas.

–¿Tampoco revisas escenas?

–Lo justo y necesario. Hay que verse lo suficiente como para cachar dos o tres detallitos y nada más. Por ejemplo, en el caso de la película y que también será serie de televisión inspirada en Karadima, su director Matías Lira siempre me ofrece material para revisar, pero la verdad es que prefiero quedarme con la sensación de lo que he sentido ahí en el set.

–¿En qué va la película?

–Bueno, parece que ya no se va a llamar “El Bosque”. Se está filmando en un lugar que se consiguieron que simula la arquitectura de la iglesia El Bosque. Ahí ha habido un trabajo de la dirección de arte bastante importante, como para no recrear esa iglesia que tiene una arquitectura bien específica, pero sí los ambientes, los colores. Se asume que pasa ahí. Los personajes tampoco tienen los nombres reales de la historia. Primero, por una cuestión legal y también por un acto bien voluntario que busca dar cuenta de que esto es una ficción.

–¿La gente tiene a confundir?

–La gente tiende a confundir muchas cosas en este país… Claro, pasó con el “No” cuando incluso conspicuos políticos llamaban diciendo: “Esto no fue así”. O sea, ¡cómo te explico con peras y manzanas que esto es ficción!

“Bueno, esta película – que aún no sé cómo se llamará – también es ficción. Es la historia de la relación personal entre un sacerdote y uno de sus elegidos (encarnado por Benjamín Vicuña) de entre un grupo de jóvenes que él guiaba. Es la historia de cómo esa relación personal terminó en un abuso y de cómo fue tapado por la institución a la que pertenecía ese sacerdote. Es la historia de las redes sociales que este cura tenía. Ficción. Si usted lo quiere comparar con la realidad, es cosa suya”.

–¿Qué pasó contigo cuando te ofrecieron este papel?


–Cuando se lo mencioné a mi madre, ella muy protectoramente me dijo: “Luchito, ¡si la Iglesia es una institución tan fuerte! Detrás de este sacerdote había personas tan poderosas… ¡qué susto!”. Eso es lo que uno tiende a pensar, pero la verdad es que creo que no hay que tener ese miedo y a mí me pareció poderosísima la historia en sí misma.

–¿Qué sabías del caso?

–Quiero ser bien honesto: a mí este caso me lo contó un día el Pato Fernández en un bar. Entre medio de la tomatera, me dice: “¿Supiste que se destapó el caso Karadima?”. Y te juro que yo no tenía idea de lo que me estaba hablando. No sabía ni quién era esa cura. Es que yo soy muy apartado de la Iglesia. Bueno, ahora con toda la investigación para la película, me he ido acercando… hasta aprendí el ritual de la misa. Hasta tengo un misal. He ido a misa… Incluso me hice muy amigo de un par de vecinas bien beatas que va a Santa Elena.

–¿Qué fue lo que más te llamó la atención del caso Karadima?


–Me impactó mucho lo íntimo que era. La relación que establece entre el cura y un discípulo y que termina en abuso. Pucha… y hay que decir en un supuesto abuso porque la justicia aún no se pronuncia. Más encima que el sacerdote fuera avalado por la créme de la sociedad era un elemento bien potente. También me pareció sorprendente el invento que ha surgido en torno a la figura de Karadima como el que estuvo en el lecho de muerte del Padre Hurtado, cosa que se ha sabido que no es así. Por otro lado, cómo cierta parte de la sociedad pudiente de este país lo puso en un lugar de poder. Cómo lo protegieron y lo siguen protegiendo y cómo este señor tejió sus redes de influencia para formar 50 vocaciones sacerdotales… O sea, en el Vaticano lo recibirían con alfombra roja. Ahora, tan lesos en el Vaticano no son porque este señor nunca pasó de ser párroco. Nunca llegó a un grado superior. Sin embargo, muchos de sus formados, de sus discípulos, sí lo son. Por lo tanto, podemos pensar que hay una Iglesia formada por Karadima lo que me parece que es súper peligroso.

“Pero también me llamó la atención que retrata muy bien ese uno por ciento de la sociedad chilena que es muy retrógrado y pechoño. O sea, en la iglesia cerca de aquí, los acólitos van vestidos de Fiducia. Es impresionante. Ellos viven del miedo. Y bueno, también me impresionó el caso político. Yo accedí al expediente y, sin lugar a dudas, la Iglesia sabía de esto. O sea, estaba el arzobispo Errázuriz de puño y letra firmando el documento del promotor de justicia donde le entregaba los antecedentes y esto después se sepultó”.

“ERA COMO UN PAPÁ TORPE”

–Según lo que has investigado, ¿qué te parece Karadima?


–La primera vez que lo escuché me pareció que era un papá torpe hablándole a sus hijos aún más torpes. Y en las primeras filas de esas prédicas deben haber estado al menos un par de empresarios importantes y, cuando tú lo escuchas, es como si le estuviera hablando a niños de 8 años. Y de verdad que el tipo hablaba mal, hilaba mal las frases. Entonces eso te dice que por algo esa sociedad depositó en él voluntariamente un poder, por algo le decían “el santito”, y era porque él les perdonaba las culpas. Eso es todo.

–¿Cómo ha sido trabajar un personaje tan potente?


–Es un gran desafío actoral porque cómo se encarna un personaje que no tiene por dónde verle algo positivo. Yo de hecho, me acerqué a una persona muy pero muy cercana a Karadima pidiéndole que me lo presentara, que me hiciera acceder a él, y estuve a punto de hacerlo, pero finalmente no resultó. El cuento es que yo quería tener esa visión también porque efectivamente uno sólo tiene el testimonio de las supuestas víctimas. Además, desaparecieron muchos registros.

–Y sin registros y con pocos testimonios, ¿cómo logras llegar a la complejidad de un personaje como Karadima?


–Esta misma persona que me iba a contactar con él, me habló de la santidad del padre Karadima. Y también me habló del demonio. Su teoría es que el cura Karadima tenía una constante lucha contra el demonio. No contra el mal, sino contra el demonio. El cree que sí existe y que tiene corporalidad. También piensa que todos quienes apoyan a Karadima libran la misma lucha. O sea, que el demonio se les aparece para desviarlos. Eso en realidad me dio muchas luces y me quedé contento pensando en que eso obviamente es genial para justificar millones de cosas. Eso se lo sugerí al director de la película y se lo incorporé al guión.

–¿No temes hacer este personaje con una carga negativa tan grande?


–Pero el que hice en “Prófugos” era igual de negativo. Yo en realidad como que me burlo mucho de esos actores que dicen que quedan agotados después de hacer algún personaje, o que quedan destruidos… Esto es un juego y hay que tener las capacidades y las herramientas para entrar y salir. Sí te puede cargar un poco, pero es algo momentáneo. Nada más. El resto es una histeria sin nombre.

–¿Te entrevistaste con los querellantes?

–Sí, salvo con José Andrés Murillo. Y la verdad es que tengo mi opinión que prefiero reservármela.

–¿Por qué?

–Pucha, cómo te lo explico. Por una parte uno se da cuenta del enorme daño que hizo el cura, pero también te das cuenta de que ellos tenían una fragilidad que permitió que Karadima se les acercara. Pero lo más importante es que, conversando con ellos, tú te puedes dar cuenta de cómo los afectó esa etapa de sus vidas. Yo no soy amigo de ellos, ni siquiera fui al lanzamiento del libro de Juan Carlos Cruz. Me mantengo al margen.

–¿Cómo van a manejar las escenas de sexo?

–Ya las hemos hecho. Ahora está en manos del director el cómo va a mostrarlas. No sé si para él va a ser artísticamente interesante exhibirlas en forma cruda o disimuladas o dosificadas… Eso no me compete.

Por: Bernardita Cruz / Fotos: Sebastián Utreras

@revistacosas Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Пт авг 29, 2014 10:39

Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Ср сен 03, 2014 10:56

Изображение

Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Пт окт 03, 2014 09:23

:)
Изображение

albita
Аватара пользователя
Медиамастер
Сообщения: 8501
Зарегистрирован: Сб июл 28, 2007 16:50
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение albita » Сб фев 07, 2015 13:02

Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Пн окт 12, 2015 11:24

Mi bella Inés hoy sintió la primera patadita de nuestro pequeño.

Изображение

Снова папочка!

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Вт ноя 10, 2015 16:55

Este precioso duerme plácidamente en la guata de su madre. Estará con nosotros por allá por febrero. Te esperamos con todo el amor del mundo querido Piero
Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Вт ноя 10, 2015 17:07

Клевый у Луиса котик
Изображение

Fotografía del hombre obsesionado por fotografiar.
Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Вт дек 01, 2015 12:59

Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Чт дек 10, 2015 17:14

Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Чт дек 31, 2015 23:36

А! Какая фота!!!

Кастро и Ньекко
luchognecco: A long time ago, in a galaxy far far away...

Íris
Аватара пользователя
Переводчик
Сообщения: 3345
Зарегистрирован: Чт май 24, 2012 14:35
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Íris » Вт янв 26, 2016 11:08

Поздравляем Луиса с победой!
Премия Caleuche (Чили) за лучшую мужскую роль в кино за 2015 год.


Caleuche - ежегодная премия чилийской гильдии актеров, учреждена в прошлом году. Это первое вручение. Вдвойне почетно!


Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Ср фев 17, 2016 15:13

Поздравляем Луиса с рождением третьего малыша!
Mi poroto chico ahora es el hermano del medio, porque hay un porotito aún más chico. Gnecco brothers & Co.
Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Вс фев 28, 2016 09:11

Изображение
Изображение

Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Пт мар 18, 2016 16:30

Изображение

Vale1807
Аватара пользователя
Медиамастер
Сообщения: 26669
Зарегистрирован: Сб янв 26, 2013 17:04
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vale1807 » Пн май 16, 2016 00:54


Vorobyishko
Аватара пользователя
Риппер
Сообщения: 11572
Зарегистрирован: Чт окт 13, 2011 12:46
Gender:

Re: Luis Gnecco / Луис Ньекко

Сообщение Vorobyishko » Пт июн 10, 2016 19:27

Изображение

LUIS GNECCO, EN LA CIMA.

:arrow: http://cosas.com/luis-gnecco-la-cima/

El actor se prepara para lo que será el estreno en el país de “Neruda”, la última película de Pablo Larraín. Cuenta que el filme no es la típica autobiografía del Premio Nobel de Literatura y asegura que lo bajaron del pedestal. Aquí también reflexiona sobre la paternidad a los 50 y hace un repaso por su propia historia. “He hecho sufrir mucho y también he sufrido”.

Una de las numerosas críticas que tuvo “Neruda” tras su exhibición en el Festival de Cannes fue la del New York Times. Ahí pensaron que Luis Gnecco estaba usando prótesis para lograr el parecido impresionante que consiguió con nuestro Premio Nobel de Literatura. Pero no, el actor tuvo que subir 15 kilos para meterse en la piel de uno de los personajes más llamativos de nuestra historia. Luis confiesa que llegó a Cannes nervioso, por todo lo que significaba estar ahí, sabía –junto al equipo de Fabula, la productora de la película– que tenían un buen producto bajo sus brazos, pero nunca imaginaron los diez minutos de ovación que los asistentes brindaron a la historia una vez terminada su proyección. Nervioso y algo contrariado estaba también, porque en Chile dejaba a Inés, su actual pareja hace tres años, y a su hijo Piero, de tan solo tres meses. Es que hoy Luis está cambiando sus prioridades. Ser padre nuevamente a los 53 años le ha hecho mirar para atrás y asumir las ausencias en que incurrió con sus hijos mayores: Martina y Mateo. Justamente en estas páginas posa con Mateo y rememora sus años como padre y como uno de los actores más reconocidos y premiados de nuestro país.

–¿Qué significa para un actor llegar a Cannes?

–Es bien espectacular, porque es enfrentarse a la crítica verdadera. Cannes es el festival de cine más importante del mundo. Hay un par de críticas que encuentran que yo casi soy el mejor actor del planeta, pero en general la película es muy valorada. Pablo Larraín es una tremenda figura. Allá uno se da cuenta de que es un tipo que concita un respeto tremendo. Es bien fuerte ver cómo lo reconocen. Lo más impactante es ver la forma en que los franceses recibieron la película, me sorprendió el estilo de análisis, desde reconocer el trabajo de fotografía de Sergio Armstrong, la dirección de arte de Estefanía Larraín, el diseño de producción, reconocen todo. La película como tal es un cuerpo bien compacto. Me siento bendecido con este personaje, es una película muy sólida, todos los elementos avanzan en un sentido.

–¿Con qué se va a encontrar el público chileno cuando vaya al cine a ver “Neruda”?

–Se va a encontrar con una película de una factura internacional francamente impactante y con una producción a la cual no se está acostumbrado en Chile. Es una producción de época, que toma elementos del cine negro. Y la historia es fantástica, porque comienza con un hecho político que es la partida de Neruda hacia su clandestinidad. El guión de Guillermo Calderón es maravilloso. No te puedo contar más de la historia, pero la forma en que se muestra a Neruda recibiendo esta noticia que debe pasar a la clandestinidad es simplemente notable. A partir de ahí se toma la historia, pero esta no es una película sobre la vida del poeta, no es una biografía. La cita en un momento tiene un giro espectacular y que es mostrar a este artista que logra inventar su mito y su eternidad en ese sentido.

LUIS, EL PADRE.

El día de esta entrevista no deja de llover sobre Santiago. Hace frío, pero la casa que Luis comparte con su actual pareja mantiene ese calor de hogar. Ahí, en el pasillo y con Piero en brazos, figura el actor. Pero llama la atención de forma inmediata que, en cierta manera, no se ve al actor, sino que al padre. Ese mismo que unos minutos antes tuvo que cambiar los pañales a su hijo de tres meses y que ahora, antes de nuestra conversación, le da la leche.

–¿Cómo es ser padre a los cincuenta?

–Es delicado, pero no algo raro. Creo que Mateo es quien más ha sufrido, por ser el del medio. La Martina, que es la mayor, fue hija única durante cuatro años y mucho tiempo después, tras una nueva relación, llega Piero, que es nuestro conchito. El hijo del medio queda medio descolocado. Los hijos son producto del amor y Piero es producto del amor que tengo por mi mujer, Inés. Al principio me daba algo de susto pensar cómo sería ser padre a los 50. Hay que administrar bien los amores.

Изображение
Изображение

Mundo Latino в twitter!

Следите за новостями сайта Mundo Latino в Twitter. Наш твит twitter.com/mundolatinoru
• Обсудить!

Ответить

Вернуться в «Чили»